martes, 22 de febrero de 2011

Canción de guerra


Déjame que me vaya,
madre, a la guerra.
Déjame, blanca hermana,
novia morena.
Déjame.
Y después de dejarme
junto a las balas,
mándame a la trinchera
besos y cartas.
Mándame.


Miguel Hernández

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada